Buceo en la Isla de Altea

Buceo en la Isla de Altea

También conocida como Peñas de Arabi, la Mitjana es una isla de perfil curiosamente parecido al de la cercana isla de Benidorm, aunque sensiblemente más pequeña. A poco más de 3 millas del puerto de Altea y a los pies de la Serra Gelada, este enclave nos brinda una nueva ocasión de disfrutar de una variedad y cantidad de vida poco habitual.

Buceo en la Isla de Altea | Buceo y Snorkel

Son posibles diversas opciones a la hora de bucearla, como optar por recorrer una de sus caras; así, en la cara Este alcanzaremos una profundidad máxima de 30 metros mientras que en la cara Oeste no pasaremos de los 15 metros. No obstante, si nuestro consumo de aire es moderado, podemos acometer la vuelta completa a la isla.

Se suele comenzar desde una boya situada en la punta Sur, a unos 8 metros de profundidad, desde donde, si la eventual presencia de corriente no aconseja otra cosa, podemos dirigirnos a la isla e ir dejando sus paredes a nuestra izquierda. En este primer tramo el fondo es abundante en posidonia y arena, apareciendo progresivamente algunas rocas de mediano tamaño que comienzan a alojar corvinas, serranos y pulpos.

Buceo en la Isla de Altea | Buceo y Snorkel

A medida que vamos virando a rumbo Norte, la pared cae ahora verticalmente hasta alcanzar la cota máxima de 30 metros, donde advertiremos una sensible bajada de temperatura por la habitual termoclina, más perceptible en los meses estivales. Surgen aquí grandes piedras donde encuentran refugio algún congrio de considerable tamaño, langostas y brótolas. En la pared hay tramos con abundante tapiz de anémona incrustante amarilla, y más cerca de la base, presencia de gorgonia amarilla y anaranjada, detalles que merece la pena observar por su extraordinaria belleza y colorido.

 

Buceo en la Isla de Altea | Buceo y Snorkel

Según vamos aproximándonos a la punta Norte y comenzamos el giro hacia el Oeste, se reduce progresivamente la profundidad volviéndose más clara y cálida el agua, retomándose la presencia de posidonia y pequeñas rocas, hasta regresar al punto de inicio.

Sin duda, ésta es una inmersión completa, con abundancia de vida y en un marco de una belleza excepcional.