Las medusas tienen fama de ser peligrosas. Lo cierto es que algunas lo son y otras no, pero el aguacuajada, además de inofensiva es toda una belleza subacuática.

Medusas, la belleza del mar

Aguacuajuada o medusa huevo frito

El aguacuajada es una de las medusas más bonitas que podemos encontrarnos durante nuestras inmersiones. Y además es inofensiva para los humanos.

Aunque las medusas no despierten demasiado interés y en verdad haya un rechazo atávico a su proximidad por temor a su picadura, lo cierto es que no todas son peligrosas para los humanos, como sucede con la vistosa Cotylorhiza tuberculata, también conocida como medusa huevo frito. Y es que su aspecto redondeado, blanquecino y con una dorada elevación semiesférica en el centro nos recuerda eso, un huevo frito.

Se asemeja vagamente a un huevo frito

También internacionalmente se ha creado esta semejanza que se ha trasladado a su denominación, pues los franceses la llaman Méduse oeuf au plat,  los británicos Fried egg jellyfish y Spiegelei-Qualle los alemanes.

Habitual de nuestros fondos marinos

Esta bonita medusa de hasta 40 cms de diámetro es más habitual en mar abierto, aunque en ocasiones se acerque a la costas de la Comunitat Valenciana, de Baleares, Murcia o Andalucía, llevada por las corrientes sobre todo en primavera.

Las medusas son cnidarios, y como muchos de ellos, la aguacuajada alterna las generaciones entre la forma de medusa y la de pólipo sesil. Su tonalidad verduzca es debida a la presencia de algas unicelulares con las que vive en simbiosis pues a cambio de servir a éstas de soporte que les aproxima a la luz solar, recibe de ellas energía y alimento por lo que el crecimiento rápido de la medusa puede explicarse también por esta curiosa asociación.

La medusa es llevada por las corrientes

Aguacuajada, una medusa inofensiva

Pero también tiene otros compañeros más visibles como los alevines  de peces, sobre todo de bogas y jureles que encuentran un estupendo refugio entre los tentáculos de la medusa que de este modo les protegen de los depredadores pues aunque sean inocuos para la piel de los humanos –en cualquier caso se recomienda no tocarlas- no lo son para otros seres vivos que pueden verse desagradablemente rechazados por su contacto con  el aguacuajada.

Aguacuajada, una medusa presumida

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *